Body Pump

Fitness   Body Pump   Body Systems  

El Body Pump es un programa de entrenamiento físico que nació en Nueva Zelanda en 1991. Esta actividad combina actividad aeróbica y anaeróbica, lo que lo convierte en un ejercicio muy completo con múltiples beneficios.

El Body Pump es ideal para aquellos que quieran ganar masa muscular y fuerza al mismo tiempo que pierden algo de peso.

Aunque hay sesiones de 30 y de 45 minutos, lo normal es que dure 60 minutos. La clase se distribuye generalmente en 10 canciones o tracks: 1 para el calentamiento, 8 para los ejercicios y 1 para el estiramiento al final de la sesión.

Lo que se necesita para realizar Body Pump son discos de distinto peso, una barra, un banco o un step y música. Si no hemos practicado Body Pump antes, lo ideal es que vayamos a una clase con un entrenador para que nos guíen.

La clase comienza siempre con un calentamiento en el que se ponen en movimiento todas las zonas del cuerpo que se van a trabajar de forma suave. Después del calentamiento se realizan unos rápidos estiramientos para poner a tono completamente los músculos. Una vez que ha terminado el calentamiento ¡ya estarás listo para comenzar!.

La clase se divide en varias partes y en cada una de ellas se trabaja un grupo muscular diferente: piernas y glúteos, pectorales, espalda, bíceps y tríceps, piernas y glúteos de nuevo, hombros y abdominales.

Para terminar, hay que dedicar un tiempo a estirar y a hacer que el cuerpo vuelva al reposo poco a poco. En Body Pump esta fase es especialmente importante, ya que al trabajar la fuerza de forma tan intensa, corremos el riesgo de lesionarnos si no estiramos adecuadamente.

COMENTARIOS: